viernes, 16 de noviembre de 2012

Un paseíto de montaña

La Granja Suiza

Si me dijeras que vas a pasar un sólo día en Bariloche y no sabés qué hacer, vaya una recomendación clara: Andáte a Colonia Suiza.

De los Alpes a los Andes
Allá por el año mil ochocientos y largos comenzaron a llegar al sur de Chile familias provenientes de Suiza tentadas por las condiciones que les ofrecía el estado chileno en su búsqueda por poblar con europeos la región de La Araucanía. Para eso habían promulgado en 1850 la "Ley de inmigración selectiva" con la que ya se habían beneficiado alemanes y austrohúngaros. Y las noticias de la experiencia exitosa circulaban por la zona de los Alpes.

La frontera entre Argentina y Chile en ésa época no era una división tan clara como lo es hoy. No fue hasta 1902 que ambos países, con el arbitraje de Inglaterra, llegaron a un acuerdo definitivo sobre límites, con lo cual hasta entonces la comunicación entre la zona del Nahuel Huapi y el Pacífico era fluida y transitada. Dicho todo esto, no sorprende entonces que en Bariloche haya una "Colonia Suiza" llegada a través del Pacífico.

Curanto, un escándalo de abundancia

El curanto
Y es uno de los descendientes de aquellos suizos el responsable de uno de los principales atractivos del lugar: El Curanto.

¿Qué es el curanto? Una preparación mapuche o araucana que los suizos aprendieron y adoptaron en Chile. Se trata de cocinar distintos tipos de carnes y verduras (y mariscos en la receta original) sobre piedras calentadas. Todo esto cubierto por hojas de maqui, nalca o pangue y tapado con tierra.

La preparación es todo una ceremonia y el resultado, doy fe, una experiencia diferente. Cada miércoles y domingo Víctor Goye prepara el curanto para un público siempre numeroso. Más información, en su sitio aquí.

La feria
Y son los miércoles y domingos los días en que hay Feria Artesanal  en Colonia Suiza, donde se ofrecen textiles, accesorios, juguetes, adornos, muebles, tejidos y también curanto, empanadas y comidas caseras, tortas y cerveza artesanal.

El Fundo
Creo que es el lugar donde van a comer los barilochenses. Cada vez que voy es porque alguien nos vino a visitar y lo queremos llevar a pasear. Y es habitual que encontramos a algún amigo o vecino comiendo con alguien que vino de visita.

Tiene una carta bien patagónica: trucha, jabalí, ciervo, fondue, cerveza artesanal y todas esas cosas que uno esperar comer cuando vienen por acá. Además cuenta con un complejo al aire libre con locales que venden artesanías, kioscos y juegos para que los chicos potreen mientras los padres se tiran al sol a mirar el Cerro López. Mas info acá.

La playa
Y para terminar la excursión, a unos 400 mts de ahí hay un acceso al lago Moreno con una playa amplia. En primavera está bien, en verano me imagino que se debe llenar. Pero bueno, en verano todos queremos estar en una playita donde mojarnos los pies.

Cómo llegar
En transporte público se tarda una hora desde el centro de Bariloche. En el colectivo 10, es un lindo paseo ya que recorre la costa del lago y pasa por buena parte de lo que es el Circuito Chico. Hay varios servicios hasta el mediodía, momento en el que corta, y vuelve a circular a partir de las 16.45. El detalle de los horarios está disponible en el sitio de la empresa.
En auto vas por Bustillo hacia el Llao-Llao y los carteles te indican cómo llegar. Atención, el último tramo es de ripio.

¿Les gustó la propuesta? Vayan y después me cuentan.


Ver Colonia Suiza en un mapa ampliado

No hay comentarios:

Publicar un comentario